domingo, 10 de agosto de 2014

Lesn Combate. MALÉFICA 6: Panorama desde el Ojo del Mago (2)

Esta portada del Correo Gallego  es la constatación del delirio  que ha penetrado en la ciudad como un virus imparable.


Todos los caminos no conducen al corazón de Compostela. Mas bien es al revés:


Este camino conduce al Santiago Matamoros, que es el Santigo al que se refiere la portada, al ensalzar a sus seguidores, como el Cardenal Rouco Varela, símbolo vivo del nacional catolicismo  renaciente que padecemos en España, una de las ramas de la extrema derecha que invade a toda Europa.

En Maléfica 5 planteábamos el contraste entre el dios de la Biblia, inicuo, mezquino criminal, como corresponde al Señor de los Ejércitos, dios de la Guerra y la Venganza y los dioses egipcios, mucho mas antiguos y espiritualmente mas elevados. La belleza del himno al sol es lo opuesto a la oscuridad retorcida que emana del pensamiento de los creadores de la Biblia.

Pero  miles de años antes, el Libro de los muertos, obra cumbre del pensamiento mágico universal, ya existía en los textos grabados en las pirámides y los sarcófagos, recogiendo un pensamiento refinado muy por encima de los crímenes y vilezas que leemos en la Biblia.

De hecho, ningún fiel que siga las enseñanzas bíblicas sería absuelto en el juicio de Osiris, algo irrelevante para ellos ya que no creer en el espíritu, menos van a creer en su supervivencia. (No olvidemos que la idea de la Vida Eterna pertenece a la herejía cristiana, mito por cierto tomado de la cultura egipcia).

El juicio de Osiris era el acontecimiento más importante y trascendental para el difunto. En la Sala de la Doble Verdad, el espíritu del fallecido era guiado por  Anubis ante el tribunal de Osiris. Anubis extraía mágicamente el Ib (corazón), que representa la conciencia y moralidad, y lo depositaba sobre uno de los dos platillos de la balanza. El Ib era contrapesado con la pluma de Maat (símbolo de la Verdad y la Justicia Universal), situada en el otro platillo.


El difunto debía jurar que no había cometido ningún pecado de una lista de 42, recitando un texto conocido como la «Confesión Negativa». Después, un jurado compuesto por 42 dioses le formulaba preguntas acerca de su conducta pasada, y dependiendo de sus respuestas el corazón disminuía o aumentaba de peso. Thot, actuando como escriba, anotaba los resultados y los entregaba a Osiris, que al final del juicio, dictaba sentencia:

Si esta era positiva su Ka (la fuerza vital) y su Ba (la fuerza anímica) podían ir a encontrarse con la momia, conformar el Aj (el tercer componente del espíritu) y vivir eternamente en los campos de Aaru. 

Pero si el veredicto era negativo, su Ib era arrojado a Ammi, la devoradora de los muertos, que acababa con él. Esto se denominaba la segunda muerte y suponía para el difunto el final de su condición de inmortal; aquella persona dejaba de existir para la historia de Egipto.

Vemos algunas declaraciones de la confesión negativa, según la versión bilingüe de Wallis Budget del Libro de los Muertos, cuyo nombre real egipcio es "Salida del alma hacia la Luz del Día"

Yo no he cometido iniquidad contra la humanidad
No he hecho daño a los animales
No he hecho maldad en el lugar de Maat (he actuado según la armonía universal que emana de la diosa Maat, y en consecuencia…)
No he conocido el mal y no he actuado de forma malvada

Los que están masacrando Gaza y los que lo apoyan y consienten, toda la derechona del toro y la pandereta, toda la gente miserable en su comportamiento ordinario… serían condenadas en el juicio de Osiris.

No he causado miseria
No he producido aflicción
No he hecho lo que es abominable a los dioses (a los dioses egipcios, se entiende)
No he causado dolor
No he hecho llorar

Parece que ser inmortal y llegar a los campos de los bienaventurados no estaba al alcance de cualquiera

No he matado
No he dado orden de matar para mi
No he hecho daño a la humanidad

y esta declaración sorprendente, tan fácil de violar:

No me he engañado a mi mismo

Deberíamos aplicarla a nosotros, que con tal de estar tranquilos, somos capaces de no ver nada de lo que ocurre  a nuestro alrededor:

Siguen una serie de declaraciones muy minuciosas contra la corrupción, tan de moda en nuestros días, por ejemplo:

No he aumentado el peso de la balanza
No he disminuido el peso de la balanza
No hice trampas con las tierras (no arrebaté a nadie sus tierras, en otra versión)

Ahora hablaríamos de maquinación para alterar el precio de las cosas o simplemente estafa, por ejemplo con los ahorros e los pensionistas.

Hace mas de 5000 años parece que existía un pensamiento mágico de un nivel que ahora somos incapaces de imaginar, sumidos como estamos en la pesadilla de la Bella Durmiente, después de haber caído en el Abismo de los dioses del Absoluto, detentadores de la Verdad Suprema, en cuyo nombre son posibles todos los crímenes.

Hoy precisamente, víspera de la Luna de Agosto, la guerra de Gaza continua y la guerra de Irak se renueva. Me refiero a la segunda invasión de Irak en busca de aquellas armas que no existían mas que para justificarse ante los necios. Otras menos mediáticas siguen su curso. 

Falta muy poco para que se nos haga evidente que vivimos en un reducto rodeado de muros y alambradas, aterrorizados frente a un enemigo invisible, pero infinitamente cabreado, que puede surgir en cualquier momento de la tierra, como antiguamente hacían los demonios del infierno.

Disfrutar, los que podais, de esta luna gigante y de la lluvia de estrellas.
Aquí tenemos lluvia suave y templada  y no podemos ver el cielo.

Hervor 10 ago 14 00:58

No hay comentarios:

Publicar un comentario