sábado, 1 de noviembre de 2014

Murcia 2014-1: Recapitulación antes del Congreso

La luna de Noviembre coincide con el Congreso Mágico de Murcia. Los problemas que yo llamo batallas me impidieron asistir el año pasado, pero han continuado durante todo el año alejándome cada vez mas del ilusionismo, hasta el punto de tener que plantearme una concepción radicalmente nueva para la presentación de la conferencia.

Alejarse del ilusionismo no es alejarse de la magia, sino mas bien lo contrario, ya que la esfera de influencia del truco es como una niebla que impide ver su verdadera naturaleza. Viene a ser como la malla, de la que habla Wittgenstein en su Tractatus, con la que percibimos la Realidad, creyendo que nuestras gafas permiten verlo todo cuando no dejan ver casi nada.

El Manifiesto de la Luna de Mayo 2014 no tiene vuelta atrás y sigue en marcha, elaborándose poco a poco a través de los nuevos blogs.

Las partituras de las líneas escénicas de la Última Baraja han alcanzado su plenitud y permiten recomponer no solo la estructura de composición en su totalidad sino los mas mínimos detalles de ejecución, algo que sería imposible mantener de otra forma.

El prototipo de la Baraja Simbólica en edición digital ha cumplido su función y evoluciona hacia una versión compatible en la máxima calidad que exista actualmente en finura, corte, deslizamiento y consistencia. Las diez últimas barajas van para Murcia y ya solo quedarían los prototipos del museo, las barajas pintadas a mano sobre cartas blancas o borradas.

“La Última Baraja” permanece guardada en el Libro metafórico que abriremos en el congreso de Murcia, cuando la luna brille en todo su esplendor.



Estamos de moda

Gabriel y tu estáis de moda, me dijo un día Luis Arza. Fue una reunión memorable en la Peza, quizá en 2008.

No veía a Gabriel desde que grabamos magos como tu en Santiago. Tampoco había descubierto la magia del entrenamiento y no pude avisarle de que vivía peligrosamente por encima de sus posibilidades físicas porque en realidad yo hacía casi lo mismo.

Y peligrosamente transcurrió aquel encuentro mientras iban cayendo las horas de la madrugada el día anterior a nuestras conferencias.

Recuerdo que hubo mucha gente, mucha mas de la capacidad que tenía un pequeño pueblo de sierra Nevada en la cara norte del Mulhacén. Al acercarte desde Dilar se ve la nieve de sus cumbres, pero al llegar al pueblo la sensación de estar al pie de la sierra ha desaparecido por completo.

Pregunté por el camino hacia a la cumbre y nadie supo responderme. A día de hoy, ni siquiera se si existe. Algo mágico tendrá esa montaña que mantiene el ventisquero permanente mas meridional de Europa, ¿o tal vez ya no?. En cualquier caso, La Peza y el Mulhacén no están conectados. Y la excursión mágica a la Gran Montaña nunca pudo hacerse. 

Así perdimos el apoyo del Gigante de Piedra.

Al acabar los encuentros, Gabriel estaba muy ilusionado. Se había creído que el interés despertado, después de tantos años de aislamiento, era sincero. Pero era la misma hipocresía de siempre.

¿y por qué digo esto?

porque es la verdad y porque yo si puedo decir la verdad que los que están en la pomada saben perfectamente pero se cuidan muy mucho de decir.

Y porque al poco Gabriel, que siempre vivió en las nubes, se tropezó con el aviso de que su comportamiento era incompatible con la salud. Y como era previsible, no hizo ni caso.

Yo le había explicado que para conseguir que nuestra historia mágica le interesara realmente a los magos, había que sacar primero el Arte de las Cartas, un proyecto que se quedó detenido en el año 92.

El se fue de la Peza confiado en una hipotética conferencia en Zaragoza que le obligaría a poner a punto las técnicas que se veían flojas, cosa que no sucedió. Y en una de mis últimas conversaciones telefónicas antes de la repentina enfermedad de Raquel tuve que confesarle que el proyecto se había quedado en el Memorial de Ascanio y que yo volvía a mi Batalla del Obradoiro.

Todavía le quedó un poco de humor para darme ánimos. No hay nada que hacer, Gabriel, le dije: nuestro trabajo no interesa y nuestro enfoque molesta.


Y se acabó
En la Peza 2011 no estaba Gabriel, ya inutilizado por su enfermedad. Aquí la responsabilidad es solo mía por haber creído que algunos magos querían salir de su laberinto. Y nada mas lejos de la realidad. 

El Truco funciona como una religión. Creer que todo tiene un truco que lo explica es una forma de entender la Realidad cuyo fundamentalismo nada tiene que envidiar a cualquier religión absoluta. Y es muy difícil salir de esa maraña.

Aquí hay que explicar algo sobre la maestría de Arturo de Ascanio, abogado de éxito y mago aficionado que en la época que yo le conocí estaba retirado de la magia. 

Fue Ignacio Brieva, cuando fue de presidente de la SEI, quien lo recuperó, ya jubilado, como el Gran Maestro que impartía sus conocimientos de forma altruista en las reuniones habituales de la asociación.

A los magos les encanta que alguien valla repartiendo, sin ánimo de lucro, su sabiduría, para ellos coger las migajas que su capacidad mental les permite e incorporarlas a sus espectáculos.

Mucho maestro por aquí, mucho maestro por allá… pura hipocresía a ver que le saco a este… mientras se deje. 

Yo no soy ningún maestro del truquerío.

Soy un guerrero que lucha en el frente de la Batalla de los Dos Ríos, contra un enemigo muy poderoso y sin posibilidad de vencer.

Y en ese contesto los trucos utilizados por los ilusionistas en sus actuaciones ya no me interesan.



La Posada
No tengo aún del todo claro por qué se decidió continuar en la Posada 2012, tras el fracaso de la Peza 2011. Quizá porque no se podía acabar algo que aun no había empezado.

El caso es que en la posada 2012 quedó enterrado definitivamente el proyecto de crear un grupo de trabajo para elaborar una forma de magia alternativa, reunidos en torno a un nuevo manifiesto que actualizara y renovara el de la EMM del 72.

Un año después fallecía Gabriel Moreno.

Con el homenaje que se le hizo juntando la energía de los dos blogs de magia de vanguardia en ese momento, en la primavera de 2013, enterré definitivamente el espíritu de la Peza.

Queda para la historia de la magia. 

Los magos tuvieron la posibilidad de salir de su laberinto pero decidieron quedarse en el. Se está muy cómodo dando vueltas y creyendo que se avanza. Los expertos en las sombras impresionaban por su conocimiento de las apariencias a los habitantes de las cavernas, incluso ganaban premios y concursos, pero solo era la prepotencia de la ignorancia. Así nos lo cuenta Platón.

Y así está la magia actualmente: un espectáculo decadente, ideológicamente fagocitado por la neuromagia, un retorno a los planteamientos del siglo XIX, cuando se configuraba el pensamiento racional que nos ha llevado al desastre, a través de un sistema filosófico llamado positivismo que solo ha servido para crear una sociedad absolutamente irracional.


Premoniciones
En aquellas reuniones al pie de una Sierra Nevada invisible, no éramos conscientes de que todo iba a estallar de repente porque el delirio había rebasado el punto de no retorno.

Los científicos han hablado:

Por una parte atacando la realidad metafórica que está fuera de su capacidad de comprensión. Por otra reconociendo la catástrofe que inexorablemente se avecina… excepto que la magia que ellos niegan lo impida.

Esto estaba en el guión mf del Homenaje a Ascanio



Vemos lo que mediante trampas se nos quiere hacer ver

y no vemos lo que no interesa que veamos,

de manera que vivimos en una fantasía delirante,

convencidos, porque nos hemos dejado convencer,

no solo de que es toda la realidad,

sino de que es la única posible.

Uatq “La Atenta Mirada”: Ef mf “La naturaleza de la Trampa”


Esa fantasía delirante que nos vendían como la única realidad posible, ha saltado por los aires, y nadie consciente duda que si continuamos así, no existe ningún futuro. Algunos más lúcidos saben ya, apoyándose en sus ecuaciones, que la catástrofe es inevitable

El Gran Sabio Stephen Hawking ha dictado sentencia:

Cuando la Tierra deje de ser habitable nos salvaremos por la colonización de otros planetas
(Portada del Mundo, 21 sep 2014)

e imagina una futura supervivencia (¿de la élite que ha destruido el planeta?) propagando la infección racionalista por toda la Galaxia y aun mas allá.

Varios años antes, en el guión del Combate, ya lanzábamos la idea de que la ciencia moderna solo es una forma degradada del mito de la Sabiduría traspasado por la idea metafórica del Reflejo. 

Creemos que nuestra Ciencia moderna nos llevará hasta la cima del Progreso

y no somos conscientes de que la Ciencia solo es un mito mas,

como lo son el Corazón del Cielo o el Alma del Mundo

solo que estos, al ser metafóricos, son mas reales.

La Ciencia moderna se basa en el sueño

de que la Mirada puede ver toda la Realidad, sin darse cuenta

que el Observador acaba viendo solo lo que quiere ver.


Ef mf “El mito de la Ciencia” Lesn “El Combate” Uatq “Las Tres Cartas”


Richard Dawkins, otro de los grandes popes del fundamentalismo racionalista, lanza esta severa amenaza

No eduquen a los niños ni en dioses ni en hadas
(Babelia, el País 22 sep 14)

Dawkins tiene razón en temer la influencia de los Cuentos de Hadas puesto que es donde se refugió el Espíritu ante el avance de Racionalismo, y será el Príncipe quien nos lo devolverá despertando el Alma Dormida en su sueño milenario, por muchas Maléficas que Hollywood se invente para desmitificar la historia eterna del Renacer, que el racionalismo odia porque representa su fin.

Acabamos con dos imágenes, del mismo período en el que los “Grandes Sabios” hablaron, que expresan claramente el fin de este tiempo:



Durante mi época de juventud existía el Muro de la Vergüenza que separaba los dos bloques, que en realidad eran el mismo. Era como una frontera entre dos mundos abiertos.

La Valla de Melilla es un círculo cerrado dentro del cual vive una pequeña élite privilegiada, arropada por una masa de esclavos que aun no se han dado cuenta de que viven prisioneros de su miseria.

Falta ya muy poco (en realidad está sucediendo ya) que los que quieran escapar de esta prisión sean perseguidos y asesinados.

Cuando una civilización llega a tal nivel de degradación, su fin es inexorable.

Hoy, día de Difuntos, es un buen momento para viajar al Otro Mundo y recordar algunas cosas olvidadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario