lunes, 8 de diciembre de 2014

Rmf VIAJES AL FONDO DE LA MISERIA 4: El Bosque Fantasma

ASÍ NO SE PLANTA UN BOSQUE
Un bosque sobre un enlosado de piedra es absurdo, como lo son las Cúpulas de la Energía, como es la Ciudad de la Cultura, como es la casi totalidad de lo que se hace.
Tal vez es la nostalgia del antiguo bosque sagrado que había aquí antes de que sus árboles fueran arrancados por el mismísimo Apostol Santiago para construir la Catedral, pero tiene toda la pinta de un apaño con la empresa de los arbolitos encorchetados en hormigón y las enormes grúas necesarias para moverlos.

Para hacer una decoración de navidad sobre las piedras del Obradoiro hay infinidad de maneras mucho mas económicas y creativas con una estética acorde al entorno monumental. Basta con hacer un concurso de ideas, pero entonces adiós negocio.

Esto es lo que en tiempos se llamaba una "horterada", en el sentido del célebre dicho "no hay parto sin dolor ni hortera sin transistor", algo así como los nuevos ricos que ponen grifería de oro en el excusado del chalecito, una ocurrencia propia de los genios de la boina de Gila, esos a los que las ideas les llegaban arrastrándose.

Es lo mismo que hacer hoyos para volverlos a rellenar, como se ha venido haciendo con el dinero publico, obras millonarias para llenarse los bolsillos que luego hay que derribar para seguir llenándolos.

Día 1
Llegaron las grúas y los camiones cargados de tierra, con la que se hicieron montículos para enterrar los árboles con sus raíces envueltas en hormigón. Ver todo ese trajín produce una sensación desagradable, porque no solo es una agresión a los árboles sino también a las piedras centenarias de la plaza.



Día 2
Árboles plantados sobre verdaderas montañas de tierra, sujetos por una red de tirantes metálicos que denotan su carácter antinatural.
Este día vino una manifestación desde la zona fronteriza de Arbo para protestar por el tendido de alta tensión que quieren hacer por encima del pueblo. 
Prácticamente fueron los únicos visitantes.
Ese grupo de turistas que se ven alrededor del monolito fueron los únicos que consiguió el Mago Antón para grabar su espectáculo de magia para el prototipo de la serie que quiere venderle  la televisión de Galicia.




Día 3
Mientras los trabajos en el Bosque Fantasma proseguían, vinieron otros operarios, empaquetaron el monolito de Manzoni como si fuera un electrodoméstico y se lo llevaron. Esta maniobra cancelaba la exposición de arte conceptual que había permanecido durante todo el verano. Quizás su último servicio fue servir de mesa a los juegos del Mago Antón.


Día 4
Nuevos camiones vinieron con rollos de césped natural con el que se fueron cubriendo los montículos en los que se asentaron los árboles.
Este día fue sin duda el peor día de otoño que yo recuerdo, con un tiempo excepcionalmente bueno. Hubo poca gente, pero hacia las dos y media se produjo una anomalía. Empezaron a sonar cohetes y llegó una masa de gente que se colocaron justo delante mía para contemplar las explosiones, durante unos diez minutos, hablando entre ellos, como envueltos en una burbuja irreal, de la que el Mago quedaba infinitamente lejos: ni uno solo se fijó siquiera.
Por la noche en Hervor, Romarís recordaba la imagen publicada por el Mundo que pusimos en un blog anterior: los negros subidos a la valla mientras unos como los de la burbuja jugaban al golf.
Esta es la metáfora perfecta de la realidad.
Volveremos sobre este tema 


Día 5
Pero esta vez el bosque no venía solo. Como ya se acabó la crisis, según le dice el jefe a Rajoy que diga, pues toca tirar la casa por la ventana. Ya que hemos plantado un bosque nórdico sobre las piedras, vamos a llenarlo con sus habitantes naturales, los enanitos y sus casas en forma de seta mágica.
Pero los enanitos no venía solos. Trajeron el belén consigo.
Y así, inmediatamente después del monolito conceptual de Manzoni, tenemos un nuevo prodigio de arte contemporáneo, colocando el clásico belén de Palestina en los bosques nórdicos de los cuentos de Hadas, todo ello encima de las piedras del Obradoiro, bajo la mirada sanguinaria del Matamoros y enfrente de la mismísima Catedral encoresetada por los hierros del andamiaje.




PUENTE DE LA CONSTITUCIÓN 6, 7, 8 Dic 14
Por fin durante tres días vino gente normal a Santiago y pudieron disfrutar de tamaña obra de arte.
Lo primero que nos llama la atención  es que dejaron las vallas de protección puestas durante los tres días que duró el puente, no sabemos si porque se olvidaron de quitarlas o porque la obra no estaba acabada. Si así fuera, lleva camino de que cuando se acabe habrá que empezar a recogerla, porque llevarse todo eso va a durar lo mismo que ponerlo: hacen falta camiones para llevarse la tierra, grúas para desplantar los árboles de este Bosque Fantasma, tan efímero como una hoja de otoño.
Era gracioso ver a los niños meterse por debajo de las verjas para echar la carta a los Reyes Magos en los buzones de colores dispuestos para ese menester en una caseta que nada tiene que ver con el resto de la decoración.



Los visitantes llegados a Santiago han podido llevarse insólitas imágenes de la Catedral vista desde el Bosque de las Setas y la Casita de Chocolate. Solo falta el Palacio de la Bella Durmiente, pero ahí dijeron, como es Navidad, pondremos un belén, aunque no tenga nada que ver con el resto.


Solo nos falta ver a Papá Noel montado en un camello cruzando el desierto para que la inversión conceptual fuese perfecta


No deja de tener su gracia que tanto han querido hacer rizando el rizo, que al final han puesto la historia del Nacimiento en el mismo espacio mítico que los cuentos de hadas, sacándolo de verdad teológica incuestionable y equiparándolo al mismo rango metafórico que del resto de los mitos, lo cual debería hacer pensar a la Jerarquía que van a ver el engendro todos los días de la Navidad delante de sus mismas narices

La Tertulia
lun 8 dic 2014

1 comentario:

  1. SI TODO EL QUE VIENE A MIRAR LA DECORACION NAVIDEÑA,POR UN MOMENTO ANALIZARA LO QUE ESTA VIENDO....DE SEGUIDO ENTRARIA EN EL CONCELLO A PONER UNA RECLAMACION.....

    ResponderEliminar