miércoles, 10 de diciembre de 2014

Rmf VIAJES AL FONDO DE LA MISERIA 5: Naves extraterrestres sobre las ruinas del Gaiás

La noche del 9 de Diciembre todavía pudimos disfrutar de una luna luminosa sobre las brumas de Santiago. Desde la burbuja de silencio de Aldea Fea, el fragmento iluminado del edificio del Halcón de la CdC parecía la estructura metálica de una estación de ferrocarril antigua, pero la iluminación y los picos de los extremos la asemejan a una nave extraterrestre descendiendo sobre los bosques del monte Gaiás. Tantos millones gastados en el diseño curvo de los edificios, para acabar iluminando una forma rectilínea espantosa.



VIAJANDO SOBRE EL GAIÁS DESDE LA NUBE
Hace ya un año que aparecieron las grietas en las cubiertas curvas de la CdC. En nuestras fotos de primavera podíamos ver como las hierbas salvajes crecían a sus anchas por miles de microgrietas que sus raíces irán agrandando.
Pero tranquilos todos. Las grietas se deben a un error constructivo, y por tanto, no hay nada que reclamar al Arquitecto que diseñó el complejo sino que es culpa de los estúpidos que lo construyeron sin tener conocimiento de construcción de cubiertas curvas, y en definitiva de los ciudadanos que financiaron tal disparate.
¿Que los ciudadanos no sabían? pero ahora ya saben y todo sigue igual, votando a los mismos indeseables por miedo a que suba la prima de riesgo.


El PP cree que el Gaiás empieza a ser un referente, Desde luego que es un referente de la estupidez humana.
Cuando los investigadores del futuro se acerquen a las ruinas del complejo se preguntarán que extrañas divinidades son las que se enterraron bajo esos pilares de distintas alturas, que clase de techos curvilíneos sostendrían, que misteriosos designios de la civilización desaparecida que construyó aquellas pirámides torcidas sobre un gigantesco tojal.



Después de descender en helicóptero sobre los descampados de la CdC parece que marcharon al monasterio románico de Carboeiro a continuar el jolgorio.
A esto lo llama la Xunta promocionar Galicia por todo el mundo. Y encima nos cuesta un dineral. Cuando en algún archivo abandonado entre la chatarra los futuros investigadores descubran estos usos van a tener que arrancarse las antenas para comprender las extrañas costumbres de aquellas gentes poco antes del Gran Desastre.



EL DESTINO DE LAS CÚPULAS DE LA ENERGÍA
Nuestro viaje por la Nube informática se detiene ahora sobre la CAM, la Ciudad del Medio Ambiente construida sobre terreno protegido.
Aquí el disparate es doble, porque después de invertir 52 millones de euros un juez ha ordenado que todo vuelva  a estar como estaba, lo cual es imposible.
Se inicia aquí un pleito eterno entre dos objetivos imposibles, los que quieren finalizar el proyecto y los que quieren que el proyecto nunca haya existido.
Lo único seguro es que mientras vamos de disparate en disparate hasta el desastre final, algunos listos seguirán chupando del dinero público ante la atónita mirada de los ciudadanos, algunos de los cuales dirán, pues que suba la prima de riesgo pero vamos a echar a todos estos mangantes.



Vistas desde el aire, la verdad es que estas cúpulas parecen huevos gigantes de los que se ha escapado algún monstruo invisible que anda revoloteando por todo el contorno.
Tal vez esos futuros investigadores tengan una tecnología mucho mas refinada y logren materializar el monstruo salido del inconsciente colectivo de aquella civilización decadente y puedan hacerle una autopsia para determinar las causas de su ruina.



Por mas que el señor juez chasque los dedos insensibles de la Justicia, los terrenos ya no podrán volver nunca a su estado primitivo. Mejor es que sirvan de cementerio de toda esta locura, pero para ello hace falta una conciencia de la realidad de la que el delirio racionalista carece.
Porque todo esto se vendió como proyecto de futuro, creación de puestos de trabajo, prosperidad y desarrollo para la zona. Y una población embrutecida y ambiciosa cayó en la trampa como el primo del timo de la estampita.
Y ahora vayan a protestar al Defensor a ver si se lo admite a trámite antes de que le cierren la oficina.




Miremos ahora hacia nuestros archivos personales. Este era el aspecto de las cubiertas de la CdC el 29 de Abril 2014, en total abandono con las hierbas creciendo a sus anchas, y eso que las fotos solo ofrecen un pequeño reflejo de una realidad abrumadora.




¿Como no van a salir grietas si no se molestan ni en quitar la hierbas?.
Y aquí tenemos una nueva obra eterna, porque las grietas saldrán y las tapará, y volverán a salir para volverlas a tapar, y así indefinidamente, hasta el final.
En realidad vivimos en una grieta que va a ir creciendo hasta devorarnos a todos.

Hoy 10 de diciembre están entrando las lluvia y ya no aparecerá la luna. Parece que el otoño que veníamos disfrutando toca a su fin.
La Tertulia 18:57

No hay comentarios:

Publicar un comentario