domingo, 5 de julio de 2015

Rmf Presagios 3. Y GRECIA DIJO NO




Cuando los pueblos nórdicos eran unas tribus salvajes que desconocían la escritura, los griegos ya habían salido de la Caverna, y, no solo no quedaron deslumbrados por la Luz sino que estructuraron la Realidad Trascendente en los tres planos universales de los que la trinidad cristiana es un corolario y la dialéctica de Hegel una burda simplificación.

Mientras aquí se encarcela y se persigue por  honrar al compañero muerto en la lucha y al enemigo se le arroja al mar para que no puedan celebrarse las exequias, Aquiles cede ante las súplicas de Príamo y le permite enterrar a su hijo, a pesar de que Héctor había matado a su amante Patroclo.

Y no solo eso. Cuando Príamo solicita

Nueve días nos harán falta para llorarlo en el palacio, al décimo lo enterraríamos y se celebraría el banquete, al undécimo erigiríamos una tuba sobre sus restos y al duodécimo entablaremos combare si es preciso (Ilíada XXIV, 664…)

Aquiles responde 


“suspenderé el combate todo el tiempo que me pides” (Ilíada XXIV, 670)


Y la guerra se detiene doce días para que las honras fúnebres del enemigo puedan celebrarse con todos los honores.

Mientras Moisés creaba a Yahvé, el Señor de los Ejércitos, dios de la Guerra y la Venganza, encerrándolo en un pueblo único, elegido por encima de los demás, Ulises recorría el mundo y visitaba a todas las culturas para que nadie quedara excluido en el nuevo reino.

Y que decir de a valiente Antígona, la hija de Edipo, que nos enseñó que hay principios sagrados que están por encima de la Ley y que una ley injusta no debe cumplirse. Así le dice a Creonte “tus decretos, como mortal que eres, no pueden tener primacía sobre las leyes no escritas, inmutables de los dioses”. 

Porque las honras fúnebres, la hospitalidad, el auxilio al necesitado estan por encima de las leyes criminales que ahora lo penalizan.

Diálogos, Ilíada, Odisea, Tragedias… sin Grecia la Civilización Occidental no existiría. 

Hay quien dice, y yo lo suscribo, que toda la filosofía occidental, especialmente la escrita en alemán, solo son notas marginales a los diálogos que nos dejó un ateniense nacido en el año 427 a.J.C.

Toda la estructura simbólica del cristianismo se encuentra ya en el Banquete, una de las obras fundamentales del pensamiento humano, unos quinientos años antes de su formulación.

Estos alemanes y sus esbirros y lacayos ni tienen vergüenza ni saben a quien se enfrentan. No tienen vergüenza porque después de la que armaron se les perdonó la mayor parte de la deuda. Y se enfrentan a los que inventaron el Caballo de Troya, además de la democracia y detuvieron durante una semana vital al ejército persa en las Termopilas.

Hoy también triunfa la magia, porque el objetivo de la magia auténtica es cambiar esta realidad oscura, sucia y miserable que se nos vende como la única posible y la determinación de un pueblo libre y soberano ha iniciado el camino para conseguirlo.

Luna Lena de Julio 2015

2 comentarios:

  1. Ya no es lucha de pueblos.....por que los mini jobs alemanes tambien lo padecen los alemanes.........son los poderosos contra el pueblos...........es la indignidad contra la dignidad..........es la avaricia contra la solidaridad...............ES NOSOTROS CONTRA UNOS POCOS

    ResponderEliminar
  2. Desde luego!, desde Aristóteles a Zenón pasando por Sócrates, la cultura occidental se ha basado en el pensamiento de los filósofos clásicos griegos y los no tan clásicos. Brindo con Retsina por la cultura griega y su NO. Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar