domingo, 27 de diciembre de 2015

Guerra Eterna 6. Luna de Navidad 2015

La noche de Navidad fue luna llena, cosa que no ocurría desde hace 38 años. La próxima coincidencia será en 2034. Durante todo el día siguiente, los chamtrails aparecieron en los cielos de Santiago y duraron hasta el ocaso, en un día de temperatura primaveral y brisas cálidas del sur, algo que es una anomalía aquí, en Galicia.




También tenemos calor primaveral en New York mientras nos informan que la temperatura sube mas rápido en Rusia que el resto del mundo, tal vez por la enorme cantidad de bombas que fabrican estos dos países para cargarse a la gente.

La foto de la chica corriendo frente a Manhattan no es en absoluto inocente. Justo al fondo vemos de gigantesca torre de 500 metros, con su antena, en la que reside el poder mundial. Desde ese templo del dios Dinero, todos somos vigilados.

Ya sabemos que hace 15 años, el símbolo gémico republicano desapareció, convertido en polvo, y hace unas semanas Hollande certificó su defunción cargándose la Declaración de Derechos Humanos y el Tratado de Libre Circulación, como denunciamos en este mismo blog.




Pero tranquilos todos. Es que el calentamiento está de moda, porque es el negocio de la próxima década. Así que noticias no menos insólitas, como la nevada en el Cairo, después de mas de un siglo y las tormentas de nieve que han aislado durante días Jerusalén y Ramala, han pasado de puntillas, y solo unas fotos falsas de las pirámides nevadas han dado algún juego en la red.

No contradigamos al Jefe que nos observa desde la Torre. Si el dice que el mundo se calienta, el mundo se calienta, hasta que decida cambiar el decorado. Cuando el negocio esté en el frío, los Medios dirán que el planeta se enfriará.



Por lo demás es una Navidad muy triste. La guerra aumenta, el drama de los refugiados se agrava, la violencia sigue, las vallas y las fronteras continuan cobrando su tributo de sacrificios humanos y el laberinto de Oriente Medio se complica.

El Papa pide que se callen las armas en Siria, y se lo dice a la ONU. Que curioso que se callara cuando hace unos días la ONU, al servicio de las potencias criminales, declaraba oficialmente la guerra contra Siria, autorizando los bombardeos, que como muy bien sabe el Papa sirven para asesinar a la gente y destruir las ciudades donde vive, es decir, para aterrorizar a la población, que al huir despavorida acaba por ahogarse en el mar Egeo o muere de frío en las alambradas que rodean a Europa.




Es decir, el Papa lanza un mensaje de conveniencia desde uno de los centros de corrupción del planeta a otro, para adormecer las conciencias del rebaño, si es que todavía queda algún vestigio.

No puede haber una constatación mas contundente de que el dios Cristiano está muerto, que la violencia que asola Palestina, a la que ya no van ni los peregrinos y las pocas celebraciones que ha habido, bajo riguroso control militar, estaban prácticamente vacías, sgún nos informa el corresponsal en Belén, donde han muerto dos jóvenes palestinos en la Nochebuena, que allí no llegó con su mensaje de paz.




La luna de Navidad 2015 también fue trágica en el Estrecho. Dos intentos de acceder a Ceuta por mar y por tierra se salda con varios muertos. 

Las fronteras, las vallas y las alambradas rodean toda Europa y esto cada vez se parece mas a una cárcel en la que los Medios nos muestran un decorado irreal para que permanezcamos adormecidos en nuestros establos virtuales.

Las puertas de Europa están cerradas y la Puerta de la Misericordia es una auténtica farsa en medio de una guerra sin cuartel por el dominio del mundo.




El drama de los refugiados crece y crece a medida que la guerra aumenta y aumenta.. Está claro que hacía falta un nuevo auto atentado, como el de París, lo suficientemente fuerte como para laminar de golpe la indignación creciente de la población, con una campaña mediática cuidadosamente diseñada con las técnicas mas avanzadas de guerra psicológica.

A nadie le importa ya que el mar siga arrojando muertos a las playas. Hemos dado 3.000 millones a Turkía para que selle la frontera, es decir, para que sea mas difícil, mas caro y mas arriesgado salir, y el número de muertos aumente.




Y la guerra continua en Navidad. El campo de Yarmuk, en los suburbios de Damasco, albergaba a 160.000 civiles en 2011. Quedan 16.000, en condiciones espantosas, que iban a ser evacuados tras un acuerdo del EI, que controla el 90%, con Asad. 

El asesinato de Zahran Alloush, líder de Jaysh al Islam, al parecer por un bombardeo ruso, puede echar por tierra la evacuación. 

Parece que no hay el mas mínimo interés por llegar a un inicio de conversaciones de paz, como hace unos días anunció la ONU.




Si observamos este pupurri de noticias, vemos que se trata de un jeroglífico de luchas mafiosas entre facciones rivales:

Si Moscú colabora con los Talibanes, y los talibanes se cargan a seis soldados de la OTAN, viene a ser como "si tu me tiras mi avioncito" yo "te mato unos soldaditos". Una guerra de todos contra todos en donde Francia parece ser el tonto útil de la UE al que le ha tocado poner las víctimas para el sacrificio que ha permitido declarar abiertamente la guerra sin la mas mínima oposición.

Por otra parte si el ejército iraquí, es decir, del gobierno títere al servicio de EEUU, dice que Ramadi es cuestión de días, nos recuerda a aquel genio de la estrategia militar, llamado Bush, cuando dijo que la guerra de Irak era cuestión de días, y la guerra continua y creciendo mas de doce años después.

Ya lo dijo alguien, hace unos años o hace mil años. 

"No habrá paz hasta que los ejércitos extranjeros abandonen la Tierra Santa"



Pero de todo, lo mas triste, es el papel de comparsas que hacen los dirigentes políticos y religiosos, siempre al servicio de los sacerdotes del Dinero, que es quien manda poniendo y quitando los decorados a su antojo para que veamos la realidad que le conviene:

que el rebaño trabaje para mi
que sea feliz haciéndolo
y crea que es `por su bien


Sábado 26 Diciembre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario