miércoles, 10 de febrero de 2016

Policía del Pensamiento1. EL RETABLILLO DE DON CRISTOBAL






El poeta sabe que el público oirá con alegría y sencillez expresiones y vocablos que nacen de la tierra y que servirán de limpieza en una época en que maldades, errores y sentimientos turbios llegan hasta lo mas hondo de los hogares.

Esto escribía Federico García Lorca en el prólogo de su obra "el Retablillo de Don Cristóbal", en la que está inspirada "la Bruja y don Cristóbal", que ha acabado con sus autores en la cárcel. Menos mal que no ha sido García Lorca, porque si a estos los encarcelan, a Lorca lo ajustician, como ya hicieron, porque su obra es mucho mas salvaje, violenta y transgresora que  la de nuestros ingenuos titiriteros.


Una vergüenza para el sistema judicial
El caso de los titiriteros encarcelados por hacer una parodia al estilo Lorca se va haciendo cada vez mas grave al observar la campaña mediática que se ha orquestada falseando totalmente los hechos y creando una realidad ficticia y absurda que es el mito oficial que el Régimen quiere implantar en la población, que está siendo desinformada y manipulada.

Resulta que lo que estaban parodiando, el hecho de que la policía coloca pruebas inculpatorias, ejecutando órdenes de arriba, según conviene, pues se les ha venido encima y han comprobado que lo que parodian no es una parodia sino la mismísima realidad, ya que les han metido una falsa acusación de terrorismo prefabricada con oscuros intereses políticos de acoso y derribo al gobierno municipal de Madrid, que dicho sea de paso, ha reaccionado de forma lamentable plegándose al chantaje, algo que hace habitualmente en campañas similares, como fue el caso Zaplana.


Esta es la prueba del delito. Una pancarta que mas que pancarta es un pequeño rótulo, en la que pone gora alka-eta, haciendo un gracioso juego de palabras al unir AlQaeda con Eta, para acentuar la inculpación al unir el policía, diligente en su función de falsear pruebas, los dos terrorismos arquetípicos que se han inculcado en la población, uno que ya no existe y otro que nunca existió. Como si no saliera todos los días en los telefilmes la policía falseando pruebas para incriminar cuando le interesa y chantajear cuando le conviene.


La gravedad del caso se debe a tres factores, a cual mas perturbador:

1 La campaña de aleccionamiento y desinformación, que nos recuerda la de los atentados de París, en los que resonaba el eco del derrumbamiento de las siete torres y se produce paralelamente a la campaña de amedrentamiento protagonizada por un virus de diseño llamado ZIKA. Aterrorizar a la población, primer elemento para controlarla.

2 La tibia reacción de la sociedad civil ante una flagrante violación de los derechos fundamentales, lo que significa que la población ya ha renunciado a los mismos y se adapta a su situación de rebaño, se cree las mentiras oficiales propagadas por los Medios al servicio del Régimen y reacciona en contra de los que debería defender. Es decir, que se trata de una sociedad enferma y tan corrupta como el sistema que la manipula. Y cualquiera que denuncia la Gran Corrupción, aunque sea en forma de parodia, es fulminado mientras a la chusma se la entretiene con el montaje de la corrupción de calderilla que vemos en los medios.

3 El silencio cómplice de los partidos supuestamente emergentes, entregados a sus luchas intestinas, lo que demuestra que tanto unos como otros son las nuevas versiones de los partidos tradicionales que nada van a cambiar y se someterán con entusiasmo a las órdenes que vengan de arriba sin rechistar.

Y mientras, el sistema económico se derrumba, la guerra en Siria crece y crece, con su secuela de muertes, miseria y destrucción, y todos mirando para otro lado.

Miércoles 10 de Febrero 2016

Algunos datos al respecto de la obra

La obra ‘La bruja y Don Cristobal’ forma parte del antiguo género de los Títeres de Cachiporras, irreverente y violento | La compañía afirma que el cartel de ‘Gora Alka-ETA’ se usó para denunciar la manipulación policial

Resumen que hacen desde Una Antropóloga en la luna

Érase una vez una bruja, (ya se sabe, de mala fama pública), que se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que rige la sociedad: la Propiedad, la Religión, la Fuerza del Estado y la Ley. 



La bruja está en su casa, y de pronto, su vida es interrumpida por la aparición del “Propietario”, legítimo poseedor legal de la casa donde vive que decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja. En el forjeceo, la bruja mata al propietario. Pero queda embarazada, y nace un niño. 


Es entonces cuando aparece una monja, que encarna el Poder que hace uso de la Religión. La monja quiere llevarse al niño, pero la bruja lucha con todas sus fuerzas para retener a su hijo, y en el enfrentamiento, la monja muere. 

Aquí aparece el Policía, que representa la Fuerza del Estado, y golpea a la bruja hasta dejarla inconsciente, y después, construye un montaje policial para acusarla como terrorista peligrosa ante la Ley, colocando una pancarta de “Gora Alka-ETA” sobre su cuerpo, y sacándole una foto, como prueba. 


Así aparece el Juez, que acusa y condena a muerte a la protagonista, sacando una horca. La bruja se las arregla para engañar al juez, que mete la cabeza en su propia soga, y la aprovecha para ahorcarle, para salvar su propia vida. 



La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos. 
Darío Fo, actor y escritor de teatro 


Resumen del Retablillo de Don Cristóbal en Wikipedia

Don Cristóbal es un adinerado bruto y malencarado, siempre con la cachiporra en mano, que busca una chica joven y guapa para desposarla (casarse con ella). Sus deseos coinciden con los de la madre de Doña Rosita, que aspira a encontrar un buen pretendiente para su hija. Llegados a ese punto, ambos acuerdan llevar a término sus fines, para desgracia del resto de personajes. Rosita, sin embargo, logra engañar a su ya marido y tiene encuentros con sus amantes, hasta dar a luz a cinco hijos, que reclama que son de Don Cristóbal. Éste, enfurecido, la emprende a golpe de porra con madre e hija. Pero ese será solo el principio de una larga trama de despropósitos, cachiporrazos y gritos.

1 comentario:

  1. Corren malos tiempos........tristes y oscuros.Triste por que la solucion esta en nuestra mano y oscuros por que si no despertamos las tinieblas reinaran










    ResponderEliminar