domingo, 27 de marzo de 2016

Geopolítica2. Bruselas guión técnico

Para mantener la guerra contra el terror hay que seguir creando terror, y así, mientras desviamos la atención hacia enemigos ficticios, podemos seguir manteniendo nuestras guerras en beneficio de oscuros intereses comerciales, y de paso, en nombre de la Santísima Seguridad, nos cargarnos todos los derechos fundamentales conseguidos en siglos de lucha

Y además nos divertimos. Hacemos nuestros juegos de magia, ponemos los decorados, creamos las noticias, inventamos la historia, porque ya que tenemos todo el dinero del mundo y podemos imprimir todo el que queramos, ¿en que mejor cosa podríamos dedicar nuestro tiempo que en crear una realidad diseñada a nuestra conveniencia

Los que colaboren a mantener nuestro guión haciéndolo creíble tendrán éxito. Si son escritores publicarán en el Mundo o en el País, si son cantantes editarán sus discos en las mejores casas discográficas y venderán millones. Serán nuestros esclavos de lujo. Los que no colaboren serán conspiranoicos sin credibilidad.

Con los atentados de Bruselas 322 tenemos todos los elementos escénicos del montaje, que continua  el guión de París.

Los borregos sensibleros tienen a Tintín llorando, a Manneken Pis meando sobre los yihadistas, a “yo soy Bruselas”, pero los que no son Bruselas tienen la misma islamofobia, porque en el guión está escrito quienes van a ser los pringados que hacen los atentados, pero por supuesto nadie cuenta quien los dirige y menos quienes son los que escriben el guión.

Y como ejemplo tenemos a Felipe Sahagún en el Mundo y a Fernando Navarro García en Libertad Digital, dos medios que se ajustan a los axiomas oficiales, cada uno con su peculiar clientela.



Mientras en las redes sociales circulan ya videos que demuestran que los aviones del 11s no existieron, porque el Sr Silverstein, dueño de las torres, tenía cita con el dentista, precisamente ese día, el elegido para el derrumbe y no es cuestión de que unos fanáticos secuestren unos aviones, vaya a ser que la seguridad funcione y nos jodan el negocio…

Pues bien, este señor sigue insistiendo en el cuento de que, una Al Qaeda que no existía, dirigió el cotarro desde unas cuevas en Afganistan, o sea, que los Reyes Magos vienen de Oriente a ponernos los regalos cuando ya todos hemos crecido y sabemos que son los padres que previamente los compran en el Corte Inglés.

Y siguiendo con el cuento resulta que ahora, desde la derruida ciudad de Raqqa, arrasada por los bombardeos de la Coalición, unos encapuchados dirigen los atentados en el corazón de la ciudad mas vigilada, sede del gobierno europeo. Todo ello después de que se nos informa de que 22.000 yihadistas  están fichados y controlados.

Nos dicen la fecha del atentado y se ríen en nuestras narices, porque aquí, aunque se vea el truco les da igual, porque saben que nadie va a rechistar. Son ellos los que diseñan, controlan u ejecutan el atentado, y en su inefable ingenuidad, el Sr. Sahagún nos lo confirma.




El caso de Fernando Navarro es incluso mas patético. Yo no soy Bruselas, dice, pero sigue el guión técnico al pie de la letra. Según este individuo, la única religión que mata es el islam, como si los aviones que destruyen las ciudades y asesinan a sus habitantes no llevaran el emblema de la cruz o de la estrella del dios sionista.

¿Es que ya nos olvidamos de los genocidios de la Conquista bajo los símbolos del dios cristiano, de las Colonizaciones que destruyeron las culturas indígenas, de los crímenes de la Inquisición, del Dios de los Ejércitos de la Biblia, de las Cruzadas que se iniciaron con el fundamentalismo del papado corrupto…?

No es el momento aquí de hacer una enumeración de los crímenes que adornan la historia de todas las religiones absolutas. Solo era para indicar que los del "yo no soy Bruselas", todavía son mas peligrosos que los que siguen el guión ortodoxo.

El caso es que toda la escenografía del montaje estaba ya preparada.


Mientras que el Robot Pescador señala los vínculos satánicos de este atentado.


Hollande dice que esta guerra ficticia será una guerra larga, que es lo mismo que decir eterna, con lo cual, la eliminación de los derechos fundamentales que Francia inició, podemos considerarla como definitiva.

Sobre el terreno todo está controlado. Los grandes llegaron a un pacto hace unas semanas. El único objetivo del atentado es el control de la población para que asuma todo lo que se le imponga sin rechistar, para que cuando mire al cielo no vea nada extraño, para que cuando la envenenen, no se de cuenta… en definitiva, para que asuma como verdades las mentiras de los juegos de magia a los que está sometida.

Do 27 mar 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario