domingo, 17 de abril de 2016

Guerreros1. Los Guerreros de la Verdad

Dedicado al Ignorante que habla.

Si recordamos la historia mítica de nuestro pasado, mientras el Mago se había  acomodado como consejero en la corte del rey Arturo, eran los Caballeros los que hacían el trabajo de llevar la Magia por los caminos del Mundo, hasta la época del Caballero Loco, cuando los Gigantes eran molinos y las Damas aldeanas.

Los castillos mágicos se habían desmoronado, desde que el Rey, mortalmente herido por su propio hijo, había  sido llevado por la Dama del Lago hasta la Isla de Avalon.

Si miramos a nuestro tiempo, el arquetipo de Mago, representado por Gandalf, solo es una caricatura, como podemos ver en la última entrega de la saga de los Anillos, en esa batalla de los Cinco Ejércitos en la que vemos un mago totalmente degradado, intentando encender su pipa sin conseguirlo.

Igualmente, el ilusionismo se degrada en los programas de la televisión basura en aras del embrutecimiento colectivo.

Los Guerreros del Amor que partían de la corte del Rey Arturo bendecidos por las magias de Merlín, se han convertido en los Guerreros de la Verdad que rasgan con sus espadas los decorados falsos de un realidad impuesta por los Señores Oscuros.

El Mago Guardián de las Puertas

Los nuevos Guerreros de la Verdad tienen que ser ignorantes, puesto que los Sabios se han vendido a la realidad impuesta por los Magos Oscuros que asesoran al Gobierno Mundial en la Sombra.

Algunos, ingenuamente creen que se acerca un Nuevo Orden Mundial, cuando en realidad ya está implantado desde hace tiempo. Pongamos como referencia el 11s, cuando se produjo el golpe de estado que derrumbó las Torres, construidas para ser derrumbadas. Ahí empezó el tiempo de la oscuridad.

Fue entonces cuando nacieron los guerreros encargados de desmontar la farsa. Su láser es fulminante: Mira al cielo en lugar de a tu móvil. Eso si es una espada contra la que no hay defensas.

Lo que no saben estos guerreros es que la Verdad no es el objetivo. La verdad no le interesa a nadie, porque en el mundo del Dinero la verdad se compra como cualquier otra mercancía.

Pero son guerreros imprescindibles para mantener la esperanza.

Do 17 Abr 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario